“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

miércoles, 16 de agosto de 2017

Luis Díaz Solera (1930), uno de los fundadores de Transportes Caudete quiso ser piloto. Fue chofer de Julio Iglesias de Ussell y Lizana, Ministro del Tribunal de Cuentas con Franco

    Hace tiempo que iba detrás de entrevistar al protagonista de esta crónica para que me contara su trayectoria profesional como chofer de automóviles primero, de camiones después y, más tarde, como empresario al poner en marcha la empresa "Transportes Caudete" junto a otros tres socios y amigos en 1967, hace 50 años.

Luis Díaz Solera nació en Caudete en 1930. Antes de irse voluntario a la mili trabajó como motorista de la finca del médico D. Diego Cola (al lado de la "Casa Lillo") y como maquinista en el Cine España. Con 15 años hizo un curso de Radio Galena. Pero, ante el poco porvenir que había en su pueblo y cansado de hacer hoyos para viña, decide irse voluntario al Regimiento de Automóviles de la Reserva General de la Escuela de Automovilismo del Ejercito, en Madrid

Primero realizaría exámenes para ingresar en la Academia del Aire ya que quería ser piloto. Aprueba los ejercicios pero... no logra ingresar. También hizo  un cursillo de motorista para Policía de Tráfico. El segundo año que está en Madrid, le asignan como chofer el coche del Coronel Eduardo Martínez Medrano.

Tras licenciarse en 1953 se viene a su pueblo. Los "Peleles" y "Fermín" habían comprado un Chevrolet de 5 Tn y durante dos meses trabaja de chofer con ellos. Se desplazaba a los Mercados de Yecla y Almansa. A Játiva iba a por arroz.

Como su padre tenía amistad con D. Cosme Fuster Albalat, pariente de D. Paco Albalat, que era Registrador de la Propiedad en La Roda, deja el camión y los Mercados y se emplea de chofer con D. Cosme. Tenía un Dodge Carnero (el popular "Aiga"). Un buen día Luis recibe una carta del Coronel Medrano invitándole a ingresar en el Parque Móvil. Tras despedirse de D. Cosme vuelve por segunda vez a Madrid

Tiene que elegir entre ser chofer de Alonso Vega (Director General de la  Guardia Civil) o de Julio Iglesias de Ussell y Lizana Ministro del Tribunal de Cuentas. Elige a Iglesias con el que estará llevando su coche, un Ford Vedet de 8 cilindros, durante 7 años, desde 1953 hasta 1958, y con el que mantendrá una solida amistad y también con sus hijos, amistad  que todavía perdura.

Franco nombra a Julio Gobernador Civil de Murcia al que lo relevará el caudetano Cristóbal Graciá. Más tarde será Comisario General de Abastecimientos y Transportes de Andalucía y Extremadura. En 1957, Julio es nombrado Capitán General de la 9ª Región Militar. 

     Luis se vuelve a Madrid para incorporarse en el Parque Móvil y pide la baja. Durante un año será chofer de Juan Maestre Pineda, un terrateniente cordobés propietario de seis cortijos. 
  
 En 1957 se casa  con Maruja Villaescusa y vivirán una temporada en Córdoba. Maruja se vendría a Caudete a dar a luz a su primera hija y Luis no tarda mucho tiempo en volver a su pueblo. 

     Trabajará dos meses de chofer en una empresa de Oliva  ("Ibero Exportadora"). Por aquel entonces, Pedro Cuenca había comprado un "Pegaso 140" a medias con Chimo Albero. Se separan y entra a trabajar de chofer con Pedro Cuenca

   Hacía la ruta Sevilla y Barcelona y en invierno Galicia. Recuerda que Pedro compraba centeno y lo llevaban a moler a Lugo donde el pan de centeno era muy popular. Recuerda lo duro que era cruzar el puerto del Guadarrama en invierno sobre todo. Con Pedro Cuenca estuvo 3 años, hasta 1961...

   Damián "el Pelele", que tenia amistad con una fábrica de Piensos Compuestos de Gandía "Salfra", le dice que necesitan chóferes. A "Salfra" se irían a trabajar ocho choferes de Caudete (Luis, Gabriel, Paco el Chucho, Pascual el Herrador, Pascualin Cantos, el cuñado de Luis y Pepe Pesetas)
 
   Repartían piensos desde Madrid hasta Cádiz, por todo el sur de España.  Salfra tenía seis camiones y Luis, que era el manitas en mecánica de la empresa, llevaba el camión más grande, un "Pegaso 165". Luis iba de pareja  con Gabriel Conejero Martínez "el Molinero" repartiendo pienso. En Salfra, nuestro protagonista estará hasta 1967

 Por esas fecha, Luis le propone a su amigo Gabriel montar una empresa. En 1967 Salfra quiebra y el dueño, Salvador Frasquet, les dice que se queden el  "Lailan Beabes" para que no se lo quiten.

    Luis y Gabriel compran el camión por 200.000 pesetas. Para obtener la Tarjeta de Transporte Nacional exigían 25 Tn de carga útil y el Lailan solo cargaba la mitad. La solución era comprar otro camión. Una mañana deciden irse a Córdoba en moto para ver de comprar un camión... pero no se entienden con el dueño. Habían hecho 800 km en balde por una carretera de tierra hasta Bailen.

    A continuación visitan Comal que era el distribuidor en Albacete de la Pegaso. Entre los dos reunían tan solo 500.000 pesetas y el Pegaso costaba 800.000. Con Comal ...no llegan a entenderse. Se enteran que en Finanzauto de Almansa vendían un "Sava Berliet" de 10 ruedas y 3 ejes (16 Tn). 
 
  Contactan con Francisco Martínez Requena "el Chucho" y el cuñado de Luis Pepe Graciá y lo compran entre los cuatro. Ya tenían dos camiones y las toneladas suficientes para obtener la Tarjeta Nacional de Transporte.

   Se ponen contacto con un conocido Notario de Caudete Pedro Sánchez Requena y le piden asesoramiento ya que pretenden formar una sociedad entre los cuatro aportando los dos camiones. Como en un principio no se ponen de acuerdo con el nombre (Gabriel quería Transportes Conejero y Luis las iniciales de los socios) Requena les propone el nombre de Transportes Caudete y lo aceptan. 

    Hacen las Escrituras de la Sociedad entre los cuatro (Pepe Gracía se saldría al poco tiempo entrando Pascual Vicente Sánchez). Con esos dos camiones nace, en 1967, la empresa Transportes Caudete con un Lailan Beabes de 14 Tn y un Berliet de 16.

   Empiezan ha realizar viajes al extranjero con la empresa "Transportes Generales Martínez". El primer viaje que hace Luis por Europa será a Londres cargado con 10.000 kgs de tomates (1968). Para poder salir al extranjero había que tener el TIR (Transportes Internacionales Reunidos). Los camiones tenían que ir precintados y cubiertos con lonas. Entonces no había Frigos.
  
   Al poco tiempo les exigen tener el TIR. Pepe Cuenca (2 camiones), su hermano Pedro (2) y Manuel Pelavivos (1) ya lo tenían. Para obtenerla les pedían una cuantiosa fianza: 500.000 pesetas. Hablan con Rafael Párrizas, Director del Banco Vizcaya, y se las consigue. 

Una vez obtenido el TIR, los cuatro socios empiezan a funcionar. Al mismo tiempo Chimo Albero y el Alcaldesico iban a comprar un camión cuando sale un resolución del Ministerio de Transportes "que no concede más tarjetas de Transporte Nacional a particulares". Solo se otorgaban a empresas ya constituidas. Ante este contratiempo, el Alcaldesico y Chimo Albero solicitan asociarse con Transportes Caudete.

   El camión de Albero y el Alcaldesico será el  camión. Funcionaban como una Cooperativa: cada uno por su lado de forma independiente. Los camiones estaban a nombre de Transportes Caudete, pero cada uno se administraba por su cuenta.

Poco tiempo después, al Rojo Perneta y Diego Cuenca les surge el mismo problema: entre los dos tenían un camión de 25 Tn, pero no podían obtener ni el TIR ni la Tarjeta de Transporte. La solución era asociarse con Transportes Caudete  y el camión de estos dos nuevos socios sería el de la empresa. Estamos en 1970.
 
     El 5º lo compran entre Paco el Chucho, Pascualin el Herrador y Luis. Gabriel no participa en esta operación. Tras comprar el camión, llega el Peque al que Transportes Caudete le avala la compra de un nuevo camión. Será el que hace seis.

El negocio va en aumento y alquilan una entreplanta (calle Atleta Antonio Amorós) donde instalan las Oficinas. Gabriel deja el volante y se queda trabajando de administrativo ya que por motivos de salud no podía conducir...

  El camión lo aporta Pepe Agulló. Tenía un Pegaso pequeño pero solo tenía Tarjeta Comarcal. Quinquer y Ramón Bajona solicitan ser admitidos como socios. El camión será el numero 8. El será el de Manuel Pelavivos y el 10º y 11º los dos de Pepe Cuenca.  

  Las cosas van bien y los primeros socios (Luis, El Chucho, Pascual Vicente Sánchez y Gabriel) compran otro traile que será el que hace  nº 12. Este camión lo estrena Luis. Manuel Solera, el Torero, que tenía 2 camiones con dos socios, Juan y Antonio Domenech, serán los siguientes en engrosar la lista: Transportes  Caudete ya tenía una flota de 14 camiones.
     
Otro pequeño empresario del transporte, Fraterno Benito, era propietario de dos camiones que trabajaban en "Transportes Generales Martínez" y sin previo aviso se los dan baja. Como consecuencia de esta acción, Fraterno y su hermano Antonio entraran en la sociedad aportando los camiones nº 15 y 16.

Hasta entonces habían sido Gabriel y Luis los Gerentes de la empresa. Llega un momento que consideran que Fraterno esta más capacitado y los socios lo nombran Gerente en sustitución de Luis y Gabriel. Contratan para las oficinas, ya que la empresa estaba creciendo, a Juan Bordallo y a Gabriel Martínez, más conocido por "el Cabrero".

   Pepe Cuenca se entera que una empresa de San Sebastian ha quebrado con un solo camión y 200 permisos para salir al extranjero. No se lo piensan dos veces y allá que se van Fraterno, Pedro Cuenca, Gabriel y Luis de chofer. Compran el camión (el nº 19) que lo conducirá Antonio "el Rual".

   Pedro Cuenca, que hasta entonces no había confiado en Transportes Caudete, cambia de opinión y mete a la sociedad sus dos camiones: el nº 20 y el nº 21. Estamos en 1973. Las Oficinas se traspasan a una vivienda que Albero tenía en la calle El Molino.
 
  Hasta este momento, cada socio era dueño de su camión. A partir del nº 21, será la empresa la que compre los camiones y no los socios. El cambio de estrategia se produce cuando Pedro Cuenca pretendía comprar el camión nº 22. 

     En ese momento, habían tomado una decisión trascendental: tasar los camiones que cada uno había aportado y hacer participaciones según el valor adjudicado. Se reúnen todos los socios y dan un ejemplo de unidad: todos estuvieron de acuerdo en las valoraciones. No hubo discusiones. Fue magnífico, dice Luis. 

  Podemos considerar que es a partir del camión nº 22 -este que ya lo compra la empresa-  cuando echa a andar Transportes Caudete tal y como la conocemos hoy en día. En 1982 realizan las actuales Naves y Oficinas en el Polígono Los Villares.

    Pedro Conejero Gandía será tercer Gerente, sustituyendo a  Fraterno, quien la dirige hasta hoy con notable éxito. Luis ha estado 21 años como encargado de material y Jefe de Taller. 
 
   Recuerda con cariño y nostalgia todos los pasos que tuvieron que dar desde el principio, que no fueron nada fáciles. Ya han pasado 50 años. Todos los socios con los que he hablado, consideran que valió la pena perder en su día protagonismo en aras de una Empresa que hoy es puntera en el Transporte de Mercancías por carretera.

En 1995, a los 28 años de estar funcionado, Transportes Caudete recibía en Madrid el premio a la mejor Empresa Internacional de Transporte de España. Fueron a recoger el premio Fraterno, Gabriel y Luis. Poco después la Revista "Todotransporte" se hacía eco de esta empresa caudetana. 

    Muy acertada fue la introducción que hacía esta Revista profesional del transporte y que coincide con todo lo que me contaba Luis: "Hace 28 años, un grupo de transportistas autónomos de la carretera decidieron unir sus fuerzas para configurar una empresa que pudiese optar a las autorizaciones de transporte Internacional, muy complicadas de conseguir por aquel entonces. Así nació "Transportes Caudete", una empresa con futuro en cuanto a la constitución y funcionamiento"

   Creo que si han llegado hasta aquí leyendo, han sacado ya una conclusión: que la unión hace la fuerza y que por separado, no se puede competir. Ese es el éxito de estas personas que, desde el principio, supieron contemporizar, ceder, transigir y avenirse.... para seguir juntos, cosa poco frecuente por estos lares.

(Hace poco más de cuarenta años lo intentaron los yesaires, pero, no funcionó por no poner en practica la teoría de los socios de Transportes Caudete: ceder para ganar)

  Motivos para haber rodado la bandera, seguro que han tenido en más de una ocasión. Pero no lo hicieron. Como dice nuestro Nobel de Literatura, Camilo José Cela, "gana el que resiste". Y Transportes Caudete ha resistido 50 años. Enhorabuena a Luis, en la parte que le corresponde. El Ayuntamiento de Caudete también reconoció la labor de esta empresa hace unos años entregando un diploma a sus fundadores.



´













4 comentarios:

  1. chimo este camion no es un pegaso comet si no pegaso modelo 2011 ,
    la entrevista esta muy bien por suerte gracias a el
    trabajo desde el año 1975 en esta empresa
    luis para mi fue y es un gran amigo y compañero en el trabajo yo personalmente le agradezco mucho.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien por la entrevista, me gusta la historia del transporte, anque alguna foto más de los nombres citados no estaría mal

    ResponderEliminar
  3. Un pequeño inciso, Domingo el de la loteria tambien aporto el 50% de un camion junto a Antonio Benito y su hermnano Fraterno, Domingo fue chofer y socio de la empresa y todavia sus herederas conservas las acciones

    ResponderEliminar
  4. Un pequeño detalle sobre los acrónimos que aparecen en el artículo: TIR viene del francés Transporte International Routier (Transporte Internacional por Carretera)

    ResponderEliminar