“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

jueves, 14 de septiembre de 2017

Iris Conejero Milan fue Reina de los Bailes del Niño en 1953. Cuatro años después, en 1957, Pedro Torres Cotarelo le regaló un cuadro que pinto rememorando su reinado.

 Iris Conejero Milán (1937) fue la Reina de los Bailes del Niño en 1953,  cuando solo tenía 16 años. El Rey fue Paco "El Rin" y la otra reina  Ana Bañón y su marido Ángel Aguilar el segundo Rey.

Tengo en mi despacho dos fotografías donde en una de ellas se ve bailando, en los Bailes de Puja (Teatro Calderón), a Iris con Pepe "el de los Coches" y en la otra Iris esta bailando con su cuñado Pepe Bordallo y detrás de ella están sentados Ana y Ángel. Pueden verlas más abajo.

Pedro Torres Cotarelo (1921-2004) pintó a Iris cuatro años después de ser Reina, en 1957. Por lo tanto, este extraordinario cuadro que tiene en el salón de su casa cumple 60 años en el que el artista pone de manifiesto sus habilidades en las que destacó, entre otras, a lo largo de su vida profesional: el retrato.

 Cotarelo pintó este óleo con 36 años en la casa donde entonces vivía, en la calle Santa Bárbara esquina con el callejón que va a la Placeta Guzmán y se lo regalo a Iris. Destaca el rostro por sus expresivos ojos azules y la dulce mirada de la joven Iris, la aguja que recoge el pelo, los pendientes, el colorido del mantón de Manila rojo y verde con sus innumerables flecos y los pliegues de la falda que se utilizaba como indumentaria tradicional desde mediados del siglo XIX.

Fui en busca de Iris para hablar de los italianos que vinieron a Caudete en la Guerra Civil del que recuerda el nombre de un alto mando: Esio Bartolomé. Pero, acabamos hablando de Cotarelo ya que es imposible no hacerlo frente a este lienzo de gran formato que preside el salón.

   Tres años después de la muerte de Pedro, el Ayuntamiento publicó un libro siendo concejala de Cultura Mª Dolores  Vinader en el que se recoge toda su trayectoria profesional y personal y gran parte de sus cuadros. Lleva por título "Pedro Torres Cotarelo, una vida de pintor".

   Desde entonces, Caudete tiene una deuda pendiente con este artista. Desde la publicación del libro, nos hemos desentendido del que fue discípulo aventajado del gran muralista valenciano Ramón Stolz Viciano (1903-1958). Pedro colaboró con su maestro, entre otros, en los murales que hay en el Ateneo de Valencia.

 En los últimos años, Rogelio Rafael Gómez Medrano viene reivindicando la realización de actos culturales para que no caiga en el olvido este insigne paisano. Hasta ahora... no ha tenido éxito.  En el libro, Rogelio le dedica una poesía a su amigo de la que les dejo los primeros versos:

Las musas volaron sobre tu cuna
y sobre tu mente clara,
pusieron el don de la belleza
y en tus manos hábiles dejaron,
el arte y la destreza,
que sabiamente
supieron extender los colores,
en la trama tupida de la tela,
plasmando así la hermosura,
con fina y extremada delicadeza....


 

 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario