“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo, lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todo y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa”
Horacio Verbitsky, periodista y escritor argentino

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Se cumplen diez años del inicio de una decisión que desembocó en una crisis económica de proporciones bíblicas.... que todavía continúa afectando a muchas personas.


     Diez años hace que entramos en una crisis económica que nunca debió ocurrir de haber habido personas responsables y honestas en los puestos de decisión del Estado. Todo empezó unas décadas antes con la sentencia del socialista Carlos Solchaga, Ministro de Economía y Hacienda : "España es el país del mundo donde antes puedes hacerte rico"

  Más tarde, la Ministra de Zapatero, Carmen Calvo, remataba la faena: "El dinero público no es de nadie". Pascual Maragall le increpó en el Parlamento de Cataluña a Artur Más :"Tu problema es que ya no controlas el tres por cent" sin que actuara inmediatamente la Justicia.

    Con todos estos antecedentes, no era de extrañar que el que había hundido y arruinado la Caja de  Castilla La Mancha, Pedro Hernández Moltó, le dijera al Juez en su defensa: "Yo era el animador sociocultural de la Caja".
 
   Cuatrocientos años antes, el lazarillo le había dicho a su jefe: " pero, habiendo acordado comernos las uvas de una en una... ¿cómo es posible que tu que eres ciego supieras que yo me las comía de tres en tres? Porque, -le respondió- cuando yo me las comía de dos en dos, tú te callabas".
 
   Lo cierto es que entre unos y otros, el carro volcó dañando a todo el sistema Económico-Financiero español, a la clase media y, sobre todo, a la clase más humilde y trabajadora que, desde entonces, ya no ha levantado cabeza. Como siempre, han pagado justos por pecadores.

   Hasta septiembre del 2007, las Entidades Bancarias le daban los préstamos a los promotores aceptando contratos "ficticios" como justificación de que se había vendido la mitad de la promoción. Todo era irreal y figurado.

   En septiembre del 2007 las reglas de juego cambiaron de la noche a la mañana: los contratos de compra-venta tenían que ser firmes y no ficticios. Diez años hace de la toma de aquella decisión que paralizó cualquier promoción, arruino a promotores y a muchos trabajadores los dejo en la calle.

Lo que ocurría antes de esta fatídica fecha lo cuenta de forma magistral el escritor valenciano Manuel Vicent en su libro "El azar de la mujer rubia" que leimos este invierno en el "Club de Lectura".  

    Dice así: "Eran los tiempos en que no pasabas por la puerta de un Banco sin que alguien te cogiera del brazo y te metiera a la fuerza en el establecimiento, donde te recibía amablemente un señor encorbatado que te regalaba apenas sin interés un crédito para un piso, un local, una parcela, los muebles de la casa, un coche todoterreno, en un solo paquete y te añadía unos miles de euros como dinero de bolsillo"....

....."Cógelo, no seas tonto, dentro de un año lo que compres ahora valdrá cinco veces más". Mientras que en Bagdad caian bombas de acero, en el pais de Rodríguez Zapatero caían bombas de cemento y ladrillo sobre todo en los litorales, en los extrarradios de las ciudades, en las montañas, valles y cañadas.... 

.....De las ínfinitas grús se balanceaban los huevos de oro de los especuladores, de cada pluma de la construcción colgaba el famoso saco de la codicia hasta que un día, todas las grúas de España se convirtieron en cruces del Gólgota donde fueron sacrificados los inocentes, pero ninguno de los ladrones"....

El cáncer se llamaba Lehman Brothers, radicado en Wall Street de Nueva York, que tuvo un efecto multiplicador en nuestro pais a lo que hubo que sumar que el Presidente del Gobierno y su infausto Ministro de Economía Pedro Solves negaran hasta la saciedad que "no había crisis"....para ver de ganar unas  Elecciones Generales. ¡Vaya par de satélites!...

 Diez años después, en mi pueblo, todavía quedan más de 200 viviendas por vender y un "Plan Parcial Sur II" donde, desencantados, algún propietario de terreno, desde hace dos años, han vuelto a plantar avena y cebada. A nadie que le pase.


No hay comentarios:

Publicar un comentario